Raspi Boy: Otra variante portátil para el Raspberry Pi Zero

Y en un nuevo episodio de «quiero instalar un Raspberry Pi en el aire acondicionado», descubrimos al proyecto Raspi Boy, desarrollado por Pierre-Louis Boyer. No es la primera vez que vemos al Raspberry Pi Zero convertido en una consola portátil, y estamos seguros de que no será la última, pero el Raspi Boy logra alcanzar una identidad propia tomando como inspiración a plataformas del calibre de Game Boy y Super Nintendo.

La «consola retro» se ha convertido en el rol por excelencia para cualquier modelo de Raspberry Pi. No importa si es la primera generación o la última, y si tiene uno o cuatro núcleos, lo cierto es que con una copia de RetroPie y algunos juegos, los sistemas clásicos más reconocidos del mercado pueden volver a la vida fácilmente. Una de mis grandes asignaturas pendientes es la consola Game Boy original. En el pasado he jugado a muchos de sus títulos con la ayuda de emuladores, pero por una vez me gustaría tener a esa consola. Los precios de las unidades existentes se han disparado, y en el fondo soñamos con una edición especial similar a la que lanzó Nintendo con su NES Classic. Hasta entonces, debemos construir nuestra propia alternativa, y el proyecto Raspi Boy se perfila como un excelente candidato.

Dependiendo de qué tanto tiempo y dinero desee invertir cada usuario, Raspi Boy puede ser una simple carcasa compatible con el Raspberry Pi Zero, o una consola portátil casi lista para usar. ¿Por qué «casi»? La razón no es otra más que la dificultad para encontrar al Raspberry Pi Zero. Aquellos que lo venden sólo entregan uno por persona, y las pocas unidades disponibles tienden a desaparecer rápido. El Raspi Boy es muy fácil de armar, y a decir verdad, ni siquiera requiere de un soldador de estaño. Su batería interna de 2.000 mAh garantiza la portabilidad, mientras que la salida HDMI en el Pi Zero facilita su conexión a una pantalla externa más grande.

El Raspi Boy ya recibió los fondos necesarios a través de Kickstarter para pasar a su siguiente fase, pero todavía puedes obtener uno si así lo deseas. El precio por la carcasa sola es de 25 euros, sin embargo, la mayoría de los interesados decidieron dar el salto al kit completo, cuyo precio es de 69 euros. También hay una serie de actualizaciones extra, y la posibilidad de sumar gamepads a la configuración. Si todo sale bien, las primeras entregas se harán en marzo.

Raspi Boy en Kickstarter:Haz clic aquí

Deja un comentario

Dynamic Solutions located at Av. Sta Cecilia 815 A , Sta Margarita, Zapopan . Reviewed by 86 clientes rated: 5 / 5