Intel Compute Card: Nueva tarjeta de actualización para dispositivos inteligentes

Ayer comenzó de manera oficial el CES 2017, pero las novedades sobre hardware no paran de llegar. Una de las compañías más activas es Intel, que después de lanzar a sus chips Kaby Lake compatibles con ordenadores de escritorio, presentó a la nueva Compute Card. Inspirada en lo que fue el Compute Stick, esta tarjeta se perfila como una buena opción para actualizar plataformas al estilo de Smart TVs, máquinas expendedoras y refrigeradores.

El avance de la miniaturización y el bajo consumo nos ha permitido instalar ordenadores en casi cualquier parte. Con esto no me refiero solamente a proyectos DIY basados en plataformas como el Raspberry Pi, sino también a electrodomésticos clásicos. Refrigeradores, lavadoras, sistemas de aire acondicionado… todo está conectado, y es «inteligente» de algún modo. Ahora, dicha inteligencia depende de un buen software, y de que el hardware se mantenga al día. Lamentablemente, una de las primeras cosas que se pierde con una mayor integración es la capacidad de expansión, pero esto no tiene por qué ser así. Después de haber explorado el concepto de ordenadores ultracompactos con el Compute Stick, Intel presenta la Compute Card.

La tarjeta mide 95 milímetros de largo por 55 de ancho, y apenas 5 milímetros de espesor. En su interior encontramos un ordenador completo, basado en los últimos chips de séptima generación, con su propia memoria RAM, conectividad inalámbrica vía WiFi, y refrigeración pasiva. Los representantes de Intel indicaron que el TDP máximo para el procesador en una Compute Card es de seis vatios, lo que nos permite imaginar chips como los Core m3 y m5 de ultrabajo consumo. La interfaz principal de la tarjeta es una variante del puerto USB tipo C llamada «Extensión USB-C Plus», que además de brindar acceso al bus USB, también hace lo mismo con el bus PCI Express, y las salidas HDMI/DisplayPort.

Desde un punto de vista comercial no tiene mucho sentido ver a la Compute Card como reemplazo del Compute Stick ya que apuntan a dos mercados diferentes, pero esa parece ser la posición de Intel. De hecho, el Compute Stick será oficialmente retirado en 2018, lo que en parte confirma que nunca ganó el terreno necesario. Uno de los aspectos más importantes que Intel deberá resolver con la Compute Card es la carga de software. Reemplazar tarjetas en televisores y lavadoras no será tan complicado, pero es lógico asumir que los fabricantes desearán realizar diferentes updates. Hasta ahora, Intel sólo dijo que la Compute Card tendrá compatibilidad con Windows y Linux. El resto de los detalles se conocerán en junio.

Sitio oficial:Haz clic aquí

Deja un comentario

Dynamic Solutions located at Av. Sta Cecilia 815 A , Sta Margarita, Zapopan . Reviewed by 86 clientes rated: 5 / 5